Return to the SPANISH ArchiveForward to the Current SPANISH discuss

senator16Friday 06th of May 2005 02:15:52 PM
Chavacano!!! -
¡Hola!, el tema de las lenguas es delicado, porque detrás de ellas siempre se mueven intereses. Es muy complicado que el español vuelva a ser oficial en Filipinas, la lengua del imperio (como en su época lo fue el castellano) no lo toleraría -el inglés-, además de tener el "monopolio" respecto a negocios y tecnología se refiere, entonces, ¿que queda para el español en las islas?.
Según he podido informarme por la red se calcula entre castellanohablantes y chabacanohablantes sobre dos millones de personas, aunque parezca poca gente, entre un 2-3% de los filipinos, el porcentaje es halagador y debería mimarse. Me explico:
- El español no puede ni podría hacer frrente al inglés en Filipinas. Un anglohablante puede prescindir de conocer el español, un hispanohablante no puede prescindir de conocer el inglés. En Puerto Rico ocurre a la inversa, el idioma fundamental es el castellano. Por tanto el principal problema del castellano en Filipinas es su inutilidad a efectos funcionales.
- Los hispanohablantes de Filipinas se llocalizan diseminadamente por todo el país, no están concentrados en una región, provincia o ciudad. Esta diseminación de los hablantes encarece el coste de inversión pública para poder dignificar el español en Filipinas, a mayor concentración de la población, mayor rentabilidad o resultados se obtienen de la inversión.
Teniendo en cuenta estos dos puntos puede deducirse que el español no es una lengua extinta en Filipinas, pero está en una situación FRÁGIL. ¿Y como remediarlo?
Seamos claros, el español para los "usenses" siempre ha sido algo subversivo. El Sáhara Occidental es una ex-colonia española de África actualmente invadida por Marruecos, el gobierno de Marruecos (país satélite de Estados Unidos) prohibió el uso del español, lo consideraba la lengua de los rebeldes (Frente Polisario). El principal problema para anexionarse Puerto Rico es la identidad que le da la lengua española, lo que la hace distinta a los Estados Unidos, o también, el caso de Cuba o Venezuela, países hispanohablantes "enemigos" (según George Bush) de los Estados Unidos. Incluso en Estados Unidos se dice que cuando la población hispana alcance el 25% de la población habrá una guerra civil. Por tanto, siendo Filipinas un país en la órbita de los Estados Unidos el español es prácticamente imposible que se oficialice y se regularice su uso.
A todo esto sólo queda presentar el lado emotivo y sentimental que representa la lengua española en Filipinas, y quizás lo más adecuado y rentable no sea enseñar la lengua española tal cual, calaría más en la población si se enseñara la lengua chabacana. Tendría que institucionalizarse una "Academia de la Lengua Chabacana" y hacerla lengua oficial al menos en Zamboanga, por tanto, de forma indirecta, el español sería oficial en una parte de Filipinas, donde mayor porcentaje de hispanohablantes hay. Con este "reducto" donde pudiera desenvolverse sin mucha dificultad en español o chabacano cualquier persona, con medios de información en chabacano, publicidad en chabacano, etc.... se aseguraría el uso de la lengua de Cervantes en las islas Filipinas.
Por otra parte, desde el Ministerio de Cultura debería desarrollarse un programa exclusivo de ayuda al español (y chabacano). Quizás lo más importante sea dar a la comunidad hispanohablante sentido de comunidad, de grupo. No en el sentido de grupo segregado de la totalidad, sino grupo con una característica en común, su lengua española. Que mejor manera que con una publicación periódica (quincenal o mensual) que llegue a TODOS los hispanohablantes de Filipinas (Manila, Cavite, Cagayán, Zamboanga, Cotabato, etc..). Ésto unido a que puedan acceder (antenas parabólicas, etc...) a los medios de comunicación audiovisuales de Zamboanga daría VIDA a la lengua española en Filipinas. La educación estuvo en un principio ligada a la parroquia (iglesia), posteriormente a la enseñanza pública (colegios, escuelas), y en la actualidad esta inminentemente ligada a los medios de comunicación (televisión, radio, internet, prensa, etc...).
Todo esto implica sin duda una firme voluntad del Gobierno de Filipinas por "no perder" el español (y chabacano), y aunque predomine el uso del inglés, al menos, tenerlo en la "reserva".
Por último, harían falta, recursos de enseñanza. No sería necesario re-instaurar el aprendizaje del español en las aulas Filipinas, la única manera de recuperar prestigio es suscitando el interés, pero este interés debe ser encauzado por algún medio, y aquí es donde hacen falta Ateneos Culturales en español, o al menos, 1 universidad, sólo una, en español (lógicamente el acceso sería optativo para quien quiera estudiar en español), resumiendo, dar cobertura al mundo académico en español de Filipinas. La única excepción que haría y donde exigiría la obligatoriedad de enseñanza en la escuela pública del chabacano sería en Zamboanga.
Los "usenses" nunca permitirían que el español volviera a ser oficial en TODA Filipinas, pero si cederían a la oficialidad de un dialecto local, el Chabacano, lo cual es un puente idóneo hacía la lengua española, por tanto hay que apostar por el Chabacano y su oficialidad en Zamboanga, y la opcionalidad en la capital, Manila. Creo que así, y si los filipinos os animáis, podréis volver a escuchar por vuestras calles hablar "algo" de español, que de todas formas eso es lo que ha sido la lengua de Cervantes en Filipinas, "algo" y no "todo".
Saludos a las islas Filipinas